Alimentos en verano

Los excesos de las vacaciones afectan a nuestro sistema digestivo, piel y también los dientes. Mantener un equilibrio alimenticio es vital conservar el buen estado de nuestra dentadura. Por ello, algunas personas hacen una dieta propia del verano, con la idea de aminorar los daños.

Conservar la hidratación constante es un aspecto clave en el mantenimiento de las piezas dentales. Esto no solo deberá garantizarse con la ingesta de agua, sino que siempre habrá productos que debemos evitar.

– Hazlo correcto→

Tu dieta diaria debe estar llena de alimentos crujientes

Aunque no lo parezca, los alimentos crujientes ayudan al fortalecimiento de las piezas dentales. Pero no se trata de cualquier producto que cruja al ser mordido, sino que deben ser alimentos naturales.

Las manzanas y zanahorias son excelentes opciones a elegir. Las ramas de apio también son una excelente elección cuando las comemos enteras; nos ayudan incluso a limpiar los espacios entre los dientes.

Consumir alimentos lácteos sigue siendo recomendable

Desde siempre se ha dicho que el calcio fortifica nuestros huesos y también las piezas dentales. En este sentido, la leche, el queso y la nata son excelentes complementos alimenticios. Salvo casos contraindicados, lo recomendable es acceder a estos alimentos con cierta regularidad en la semana.

Hay quienes mantienen la costumbre de tomar un vaso de leche por las noches. En todo caso, lo importante es no mezclar estos productos con azúcar, ingrediente que suele ser dañino para la dentadura. El yogur natural es otro lácteo ideal, teniendo propiedades antioxidantes destacables.

La única bebida oscura recomendada es el té verde

Los refrescos, bebidas gaseosas y el café desgastan el esmalte dental y contribuyen a la deshidratación durante el verano. No obstante, hay una bebida oscura que podremos tomar en cantidad: el té verde.

Otras variaciones de té también figuran en la lista de alimentos para conservar las piezas dentales. Esta bebida contiene polifenoles, los cuales retrasan la proliferación de placa bacteriana en la boca.

Dieta propia del verano: productos a evitar

Sin duda el verano es una de las estaciones en que menos cuidamos nuestra alimentación. Las vacaciones, viajes, sitios nuevos, hoteles, lugares de veraneo, las tentaciones están en todas partes, por lo que todo dependerá de nuestra voluntad. Los siguientes productos alimenticios deberán evitarse:

Bebidas alcohólicas: el verano es sinónimo de fiesta, pero el alcohol genera deshidratación. De hace mucho tiempo se conoce su efecto desgastante en las encías.
Azúcar: probablemente el alimento más dañino para la salud bucodental. Lo correcto es decantarnos por azucares naturales como la fructuosa. Estos se consiguen básicamente en las frutas.
Refrescos y bebidas gaseosas: peor que ingerir azúcar a secas, es decantarnos por bebidas azucaradas y con gas. Su nivel de azucares es más elevado de lo que pensamos y sus compuestos químicos desgastan el esmalte dental con facilidad.
Por supuesto, no podemos olvidar consumir abundante agua todos los días. Tomar de dos a tres litros nos hidratará y protegerá todo nuestro organismo, incluyendo los dientes. Como podemos ver, la dieta propia del verano no es tan restrictiva.

… Otras Noticias …

BELLACTION DUO

BELLACTION DUO

BELLACTION DUO, qué es..?Este sistema imita el amasamiento nudillar de las manos del profesional,...

leer más
Abrir chat
Chateamos?